Fecha de nacimiento

Al acceder a este sitio web reconoce que acepta sus términos, condiciones y políticas de privacidad

BEBER CON MODERACIÓN. PROHIBIDA SU VENTA A MENORES DE 18 AÑOS. EL ABUSO DE ALCOHOL ES PELIGROSO PARA LA SALUD. APOYAMOS EL CONSUMO RESPONSABLE A TRAVÉS DE MOËT HENNESSY, MIEMBRO DEL SPIRITSEUROPE (WWW.RESPONSIBLEDRINKING.EU), DISCUS (WWW.DISCUS.ORG), CEEV (WWW.WINEINMODERATION.EU) Y ENTREPRISE & PREVENTION (WWW.SOIFDEVIVRE.COM).

"Al participar, usted acepta el uso de cookies para mejorar su experiencia de usuario y recopilar informacion sobre el uso de la página web. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminar y controlarlos, por favor consulte nuestra política de cookies. Si continúa navegando se considerará que acepta el uso de cookies".

Elaboración

El Origen

El clima

La latitud 33°, al pie de la cordillera de los Andes, es una de las mejores zonas para la elaboración de vinos de gran calidad. Se caracteriza por ser más fresca, con una gran amplitud térmica entre las temperaturas máximas y mínimas, con una media diaria de 14°C, favoreciendo la formación de taninos y buen color en las variedades tintas, y una equilibrada acidez en las blancas.

El abundante sol ilumina las tierras en esta latitud de manera tan intensa y especial que hace que la uva reciba naturalmente la exacta cantidad de luz y color que necesita para llegar al perfecto punto de madurez en el que expresa todo su carácter. En general la zona se halla protegida de los vientos.

El agua

Mendoza es un desierto, donde es indispensable el riego, y para eso se cuenta con el agua más pura proveniente del deshielo de la Cordillera de los Andes.

Las lluvias, con un promedio anual de 200 mm, caen principalmente en primavera-verano y no alcanzan a cubrir los requerimientos de los cultivos, por lo cual debe recurrirse al riego integral.  La irrigación se lleva a cabo por canales abiertos o acequias y surcos entre las hileras de cepas, o bien por modernos equipos de riego presurizado, como el riego por goteo, que aporta el agua gota por gota a la cepa.

El suelo

El terruño cuenta con suelos de origen aluvional formados por material de arrastre de la cordillera. Son suelos pobres y poco fértiles, franco arenosos, de muy buena permeabilidad, que resultan excelentes para producir las uvas necesarias para la elaboración de vinos de calidad, como Latitud 33°.

La creación

Para elaborar Latitud 33° se hace una cosecha manual, esperando el punto de madurez óptimo de las uvas, buscando la fruta fresca, con expresión varietal y equilibrada acidez. Para las uvas blancas se esperan las horas más frescas del día, para preservar y cuidar la porción aromática. Luego se procede al proceso de vinificación, utilizando levaduras seleccionadas. 

El proceso de maceración en los tintos se extiende de 7 a 8 horas, con una temperatura de fermentación de 26° a 28°. Latitud 33° tiene un añejamiento parcial (50% del vino) en madera de roble francés y americano durante 3 meses y un añejamiento posterior en botella de 2 meses.

La tierra también debe ser guiada y para eso los técnicos de la bodega, combinando su pasión por el vino y el conocimiento adquirido a lo largo de su experiencia, logran traducir la excelente calidad de la uva de un terruño tan particular, en un vino excepcional como Latitud 33°.

Latitud 33° se comercializa interpretando desde siempre el paladar argentino, y elaborado bajo la filosofía rectora: calidad, innovación, creatividad y búsqueda de la excelencia.